Home / Para el visitante  / Historia de Herencia / Historia de Herencia (S. XVIII)

Se trabajaban las pieles, confeccionando prendas de vestir, correajes y botas. La lana, una vez preparada por los tintoreros, era tejida por las mujeres, que elaboraban ceñidores, cíngulos, ligas, estameña, pañetes y telillas muy apreciadas. En los intermedios de sementera, vendimia y agosto, los maridos salían a vender los productos fabricados, trayendo a Herencia añil y cochinilla para los tintes, cacao, azúcar y almendras.

También existían siete fábricas de jabón, elaborado con aceite y lejías de varrilla, salicor y cal. Por medio de numerosa arriería, se comerciaba con Andalucía, Castilla la Vieja, Madrid y “todos los reinos de España”, trayendo aceite, arroces y legumbres. Existían dos casas de comercio, una de franceses y otra de gallegos.

Los vecinos de Herencia comienzan a demandar la construcción de molinos de viento, ya que el de agua que existía en el Cigüela sólo funcionaba entre los meses de Octubre a Mayo. En el año 1.790 se concede la primera licencia para instalar un molino en las Eras Altas, que comenzó a funcionar en Abril de 1.792 y que, ante la falta de viento, fue trasladado en el año 1.796 al Cerro de San Cristóbal. En Herencia llegaron a existir 11 molinos de viento al principio de los años 1.800.

En 1.783, con el fin de producir seda, se realiza una plantación de 4.000 moreras en la Serna, traídas por indicación del Prior de Aranjuez.

1.784: Proyecto de construcción de escuelas gratuitas. El proyecto no consiguió la cooperación de los estratos sociales a los que iba dirigido, quedándose únicamente en la fundación, en 1.797, de un establecimiento benéfico para 20 alumnas pobres a las que se facilitaba el lienzo necesario para sus manufacturas, y se construyó un telar de alfombras.

En 1.798, el maestro de primeras letras, D. Alfonso García Rosel, enseña a 90 niños de todas las edades, y entre ellos, a 12 de los más pobres, por los que no percibe dinero alguno.

1.784: Independencia jurídica de Puerto Lápice, que hasta entonces era jurisdicción de Herencia, Arenas y Villarta. El Concejo de Herencia se resistió durante meses a redactar su asentimiento, dada la pérdida de influencia, población y control que esto le suponía.

1.786: Epidemia de paludismo. A finales del siglo XVIII la esperanza de vida era de 50 años.

1.789: Se instala el primer abastecimiento de agua en Herencia, para tres fuentes públicas.

>> Ver Historia de Herencia del s. XIX al s. XX

<< Volver a Historia de Herencia del s. XVI al s. XVIII