Home / Para el visitante  / Patrimonio Artístico / Molinos de viento

En el año 1790 se construyó el primer molino en tierras herencianas, debido a que éstos eran más baratos que los de agua, sobre todo teniendo en cuenta que los cursos de agua existentes en Herencia son bastante irregulares. Así, a partir de esa fecha se construyen numerosos molinos, llegándose a contabilizar hasta once molinos en 1807.  Actualmente quedan siete ejemplares: “El Ama“, “La Sobrina“, “Dulcinea“, “Maritornes“, “La Dueña Dolorida“, “La Duquesa” y “Teresa Panza“,

En el año 2003 se ha acometido la restauración exterior de estos cuatro últimos, que contribuyen a aportar una imagen típicamente manchega a la localidad.