Home / Sin categoría  / Perlé por el mundo. Etapas 56-62

Perlé por el mundo. Etapas 56-62

ETAPA 56, 57, 58, 59, 60, 61 y 62 Perlé hacia los Cárpatos.   Domingo,9  de Octubre de 2016. Lunes, 10 de Octubre de 2016. Martes, 11 de Octubre de 2016. Miércoles, 12 de Octubre de 2016. Jueves, 13 de Octubre de

ETAPA 56, 57, 58, 59, 60, 61 y 62
Perlé hacia los Cárpatos.

 

Domingo,9  de Octubre de 2016.
Lunes, 10 de Octubre de 2016.
Martes, 11 de Octubre de 2016.
Miércoles, 12 de Octubre de 2016.
Jueves, 13 de Octubre de 2016.
Viernes, 14 de Octubre de 2016.
Sábado, 15 de Octubre de 2015.

‘Los hombres famosos por sus ingenios,
los grandes poetas, los ilustres historiadores,
siempre, o las más veces,
son envidiados de aquellos que tienen por gusto
y por particular entretenimiento  juzgar los escritos ajenos,
sin haber dado algunos propios a la luz del mundo”.

(Cap.III, 2ª parte de “El Quijote”)

Empezamos esta condensación de jornadas con la etapa dominical en del 9 de Octubre en la que pretendes hacer casi 100 kilómetros para llegar al objetivo marcado. Sin embargo hoy, viendo la experiencia de ayer, decides  hacer casi todo el recorrido por carretera pues los caminos debido a la lluvia caída están, por muchos tramos, casi impracticables.

etapas

Inicio especial de etapa donde tú, perlé herenciano, has sido flanqueado por tres escuderos en las primeras decenas kilométricas de la jornada. Tu anfitrión Jacek junto con otros dos amigos septuagenarios han querido ser partícipes de un trozo de tu aventura con el que ellos avivar su rutina diaria.

“Los cuatro jinetes del Apocalipsis” o “D´artagnan y los tres mosqueteros” son referencias literarias que se te presentan en tu mente cuando observas el singular grupo rodante que formáis. El cariño de esta gente es inolvidable.

los-cuatro-jinetes

La primera localidad por la que pasas es la de Nowa Sol que durante siglos ha debido al comercio de la sal su importancia económica. La materia prima llegaba a este enclave, desde el Báltico, a través del río Óder. Durante los siglos XVII y XVIII existía una amplia relación comercial, basada en este producto con ingleses, holandeses y suecos.

Fue anexionada por el Reino de Prusia en 1742 siendo rey Federico II de Prusia y durante la Segunda Guerra Mundial fue un campo de trabajo que pertenece al campo de concentración de Gross-Rosen.

Prosigues por Kielcz y atraviesas Glogow (ya en el Voivodato de Baja Silesia). Su nombre originario fue Glogovia y tras los avatares históricos propios de la zona y que ya hemos ocnocido en localidades vecina fue casi destruida totalmente con motivo de la II Guerra Mundia. En 1945  el gobierno nazi convirtió la ciudad en una fortaleza que fue sitiada por el Ejército Rojo durante seis semanas y el 95% de la ciudad fue destruida. Tras la Conferencia de Yalta la ciudad, como la mayoría de la Baja Silesia, fue entregada a Polonia y sus habitantes alemanes fueron expulsados. En mayo de 1945 comenzaron a llegar los primeros polacos a la ciudad, que pasó a llamarse Głogów, en la que sólo encontraron ruinas; a día de hoy, la reconstrucción no se ha completado. Sólo en 1967 la ciudad empezó a experimentar un cierto desarrollo tras la construcción de una fundición de cobre, que es aún la mayor empresa industrial de la ciudad.

En esta ciudad nacieron varios duques de Silesia y dentro de su patrimonio se pueden contemplar el Castillo de los duques de Glogovia, la Iglesia barroca del Corpus Christi, la Iglesia de san Lorenzo y las ruinas de la Iglesia gótica de san Nicolás, del Teatro Andreas Gryphius y de sus murallas mediables.

Continúas por las pequeñas localidades de Szczyglice, Grębocice Gola como antesala de tu destino de hoy: Lubin.

Lubin es una ciudad de 75000 habitantes cuyo nombre se debe, según indica la leyenda, a  un joven que consiguió matar a un oso gigante que había sido el terror de los habitantes de la comarca. Fue fundada en el siglo XIII perteneciendo unas veces al Reino de Bohemia y otras a la Corona de Silesia.

Durante la Segunda Guerra Mundial alrededor del 70% de los edificios de la ciudad fueron destruidos. En febrero de 1945, soldados del Ejército Rojo asesinaron en masa a 150 jubilados alemanes en una residencia de ancianos y a 500 pacientes del hospital psiquiátrico de la ciudad.  En 1982, la ciudad vivió manifestaciones significativas en contra de la ley marcial declarada por el régimen comunista, que fueron sofocadas por unos  escuadrones de la muerte, lo que provocó la muerte de una decena de personas.

Descansas en Lubin con la mente pensando en el siguiente día cuyo destino lo tienes a más de setenta kilómetros.

Inicias la semana moviéndote por la región de la Baja Silesia hasta que llegas a la gran ciudad de Legnica con más de 100.000 habitantes. Esta ciudad ha pasado a la historia por la  batalla que tuvo lugar en ella en abril de 1241 durante la invasión de los mongoles a Centroeuropa. El ejército cristiano del polaco Duque Enrique II el Piadoso de Silesia, con el apoyo de la nobleza feudal, además de los mineros de Baviera y órdenes militares y tropas checas pudieron derrotar al ejército mongol. Aunque murió el Duque se detuvo el avance del terrible ejército asiático por Europa.

img-2061013

El clima es muy húmedo, con constantes chubascos pero tu tesón no te deja descansar y prosigues con tu recorrer aventurero. Como dice la letra de la canción “malos tiempos para la lírica”. Apenas tienes tiempo para pararte a disfrutar del entorno que te rodea; sólo tu mente puesta en cumplir el propósito semanal es lo que te hace seguir avanzando atravesando pequeñas localidades como Strzegom y tu destino de hoy Stanowice.

Siguiendo con la concatenación de etapas que nos ocupa, el martes abandonas Stanowice con la idea de alcanzar un nuevo destino tras un centenar de kilómetros.

Alcanzas la ciudad de Swidnica, un precioso enclave con un patrimonio importantísimo donde destacas su Ayuntamiento del siglo XVI, la Catedral de San Estanislao y San Wenceslao (con una torre de más de cien metros que el más alta de Silesia) y, sobre todo, la Iglesia de la Paz de la Santísima Trinidad (construida en el siglo XVII para el culto protestante, con la limitación de no poder utilizar piedra, ladrillos ni clavos, está considerada como la iglesia de entramado de madera más grande de Europa). Este último edificio fue declarado en 2001 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

2061031

Prosigues tu recorrido por Dzierzoniow, una ciudad de más de 30.000 habitantes. Toda esta región de la Baja Silesia que estás recorrido se caracteriza por su riqueza histórica y cultural unida a los episodios crueles sucedidos durante la II Guerra Mundial. Como ejemplo, en esta ciudad hubo una ramificación del campo de concentración Nazi de Gross Rosen. Su antiguo nombre era Rychbach pero le fue cambiado el topónimo en honor del sacerdote y científico Jan Dzierżon.

Continúas tu contrareloj semanal por Zabkowice donde una serie de curiosidades lingüísticas destacan en este lugar. La primera es que su nombre durante la influencia alemana fue el de Frankenstein y la segunda, algo más chabacana, nos habla de una dinastía de gobernadores del lugar con el nombre de Puta; destacan Puta el Viejo que gobernó de 1368 a1377 y Puta III de  1422 a 1434.

El destino de hoy lo encuentras en Duszniki-Zdroj. Un pueblo de solo 5000 habitantes pero que es uno de los más antiguos centros de salud en la Baja Silesia por la eficacia de los baños de dióxido de carbono natural. A partir del siglo XVIII personajes ilustres han visitado este lugar en busca de su beneficio medicinal; entre ellos destaca el rey de Prusia Federico el Grande, el zar Alejandro de Rusia o los compositores musicales Felix Mendelssohn o Frédéric Chopin.

Durante el día de hoy te ha sucedido una de las experiencias más curiosas y bonitas de los tres meses que llevas pedaleando por Europa. Te han invitado a visitar un colegio y los muchachos se han quedado deslumbrados por tal singular personaje que les ha contado aventuras de un loco hidalgo caballero allá por la lejana España, de molinos de viento, de disfraces y carnavales… Los ojos dilatados de los muchachos es un recuerdo que no se te olvidará nunca, Elías, pero tu alegría por el recuerdo vivido quedará marcada en los buenos momentos de tu aventura hacia los últimos confines del planeta.

con-los-ninos

Tu resumen del momento no puede ser más emotivo:

 “Visitando un colegio de educación primaria en Polonia. Charlando con los chavales, que me recibieron con las más bonitas sonrisas y con toda la curiosidad, como si de un famoso se tratara. Pude hacer una presentación de cultura española, pude compartir algunas anécdotas del viaje, y responder a las preguntas que se planteaban. Maravilloso”.

No puedo por menos que hacerte llegar el seguimiento internacional que tu aventura va teniendo, con seguidores de los lugares por los que vas pasando que te muestran su deseo de que tu periplo llegue a buen puerto.

Como curiosidad, ese mensaje de un internauta que siguiendo tu recorrido espera que publiquemos “más sobre tu viaje en Inglés” y espera que conozcas “a gente buena” a través de él.

Y el miércoles te despides de Polonia. La última localidad de este país que vislumbra tu aventura es Miedzylesie para proseguir por la vecina República Checa, país que ya te acogió durante varias etapas pasadas.

img-20161012-wa0015

La primera localidad checa de este segundo paso por este país es Kraliky (en el distrito de Ústí nad Orlicí). Tú, amigo Elías, peregrino perleriano aventurero llegas a un enclave donde el peregrinaje religioso es muy importante. En esta ciudad se encuentra el conocido “Monte de la Madre” en el que hay un monasterio que es visitado por los fieles durante todo el año.

Continúas por pequeñas localidades como Cervena Moda, Bukovice o Cotkyle, introduciéndote en un nuevo distrito, el de Svitavy, para llegar a tu destino de hoy en Moravska Trebova.

Esta localidad (de algo más de diez mil habitantes) se encuentra al margen del río Trebuvka. Durante todo el siglo XX fue un enclave de población alemana dentro de la antigua Checoslovaquia, hasta que todos los alemanes fueron expulsados totalmente entre 1945-1946, al término de la II Guerra Mundial según los Decretos de Benes.En el siglo XV fue un importantísimo centro de la erudición humanista de Europa y se ganó el apodo de la Atenas de Moravia.

Como no, haciendo un guiño a tu aventura ciclista, hacer mención que uno de los más importantes ciclistas del pelotón actual es natural de la localidad que hoy te acoge, se trata de Roman Kreuziger.

Y seguimos, ya se ve el fin de semana cuesta abajo, el sábado está cerca y tu destino se aproxima. Hoy arrancas continuando por tierras checas, pasando por Krenov, y resistiendo los avatares climatológicos cada vez más adversos.

Atraviesas Letovice y llegas a tu destino de hoy en Brno. Se trata de la segunda ciudad más grande de la República Checa por población y superficie, la ciudad más grande de Moravia y la capital histórica del Margraviato de Moravia.

Los lugares más visitados de la ciudad incluyen el castillo y la fortaleza de Špilberk y la Catedral de San Pedro y San Pablo en la colina Petrov, dos edificios medievales que dominan el paisaje urbano y que a menudo se representan como sus símbolos tradicionales. El otro gran castillo conservado cerca de la ciudad es el Castillo Vevení junto al embalse de Brno.

De las guerras que ocurrieron en esta zona contra los suecos hay una anécdota muy curiosa que ocurrió en esta ciudad. En 1645, el general sueco que asediaba Brno, cansado ya por la prolongada contienda contra la ciudad, declaró que si no había vencido al mediodía abandonaría definitivamente. Esto hizo que sus soldados cobraran bríos y a media mañana la ciudad estaba a punto de rendirse. Entonces el campanero de la catedral de San Pedro y San Pablo hizo sonar las campanas del mediodía a las once (una hora antes). El general cayó en el engaño y fiel a su palabra cesó el combate y se retiró. Desde aquel día las campanas de la catedral vienen dando doce campanadas a las once de la mañana.

Durante el siglo XIX convivieron pacíficamente checos y alemanes, tanto cristianos como también una importante minoría judía, en una multiculturalidad bilingüe predominantemente de habla alemana, pero a principios del siglo XX el problema de los nacionalismos alemán y checo se agudizó con trágicas consecuencias durante décadas y con el momento más crítico durante la II Guerra Mundial.

20610132

Y llegó el viernes. Sales de Brno con dirección sur dejando atrás pequeñas localidades como Rajhradice (en la orilla izquierda del río Svratka frente a la Abadía Rajhrad),  Drnholec (en la orilla izquierda del río Thaya bajo las montañas de Pavlovske Vrchy) y  Jevisovka (en la confluencia de los ríos Jevisovka y Dyje). Tras este pequeño pueblo se presenta una nueva frontera, dejas Chequia y pasas a un país ya conocido en etapas pasadas: Austria.

Una región de viñedos se te abre en el horizonte cuando alcanzas la localidad de Laa an der Thaya (en el distrito de Mistelbach). Tras unas decenas kilométricas, sin apenas descanso, llegas a tu destino de hoy en la pequeña Großrußbach, antesala de tu objetivo final para mañana sábado por el que has estado trabajando duro toda la semana.

Llegó el día. Apenas una veintena de kilómetros para alcanzar tu objetivo. Atraviesas Mollmannsdorf, Seebarn y Stetten en el interior de una impresionante zona boscosa. Y por fin llegas a tu destino de hoy y objetivo de toda la semana: Viena.

La bella Viena, situada a orillas del Danubio, es la capital de Austria y la segunda ciudad más poblada de Europa Central. Tiene una larga historia, ya que es una de las más antiguas capitales de Europa, por lo que cuenta con un importante patrimonio artístico. Durante el siglo XIX fue una de las grandes capitales musicales del mundo y a principios del siglo XX meca de la filosofía y el debate político de Occidente, así como uno de los principales centros culturales mundiales.

Durante siglos numerosos nacidos en VIena, en diferentes ámbitos, han participado en el desarrollo histórico del continente europeo. Como muestra la famosa de  María Antonia de Austria (reina de Francia), María Luisa de Habsburgo (segunda esposa de Napoleón) o Francisco José I de Austria (Emperador de Austria y rey de Hungría, Bohemia, Croacia y Eslovenia, Dalmacia, Galitzia, Lodomeria e Iliria). Dentro del mundo del arte, vieneses famosos fueron los músicos Franz Schubert y los Johann Strauus (padre e hijo), los directores de cine Fritz Lang o Fred Zinnermann, el músico pop Falco (con su famoso “Rock me Amadeus”) y el pintor Gustav Klimt. En el mundo de la ciencia como no destacar a Sigmnud Freud, el padre del psicoanálisis o el físico Pauli; y en el mundo del deporte resaltar las figuras del gran piloto de Fórmula 1 Niki Lauda o los jugadores de fútbol Hans Krankl o Toni Polster con pasado futbolístico en clubes españoles.

Viena era el objetivo tuyo de todas estas etapas. ¿Por qué?

Tu hermano, el también herenciano Luis Miguel, quiso unirse contigo en esta capital musical por excelencia. Él frecuenta en ocasiones esta preciosa ciudad en su quehacer musical y que mejor ocasión que coincidir contigo en ella para que paséis un fin de semana inolvidable.

Preciosa sorpresa que, sin embargo, se acrecienta sobre manera cuando al llegar al lugar donde habías quedado con tu hermano te encuentras también con la sensacional presencia de tus padres que querían participar de este encuentro familiar.

Mis palabras no podrán nunca acercarse a describir el momento. Era un secreto del que tú, amigo Elías, no conocías la totalidad de sus recovecos y, a buen seguro, que tu turbación ante el inesperado encuentro ha tenido que ser inenarrable.

Bueno familia, gracias por hacerme partícipe de este secreto con la tarea de alentar a nuestro perlé herenciano, día tras día, para que no desfalleciera en esta semana y llegara a Viena el sábado. Poca falta ha hecho, su energía no tiene límites y su tesón es inmutable.

Hace tres meses se despedía de vosotros en Herencia, hoy es un breve encuentro y a la vez una nueva despedida antes de acabar con “la zona de confort europea” y adentrarse en retos más inciertos.

img-20161016-wa0002

Despido este extenso resumen de toda una semana con las palabras que te dedica la polaca Jola Gradowska con motivo de tu presencia en el colegio de primaria en territorio polaco:

“Recuerda que la felicidad es una forma de viajar, no un destino”.  Roy M. Goodman

Una corta pero agradable visita de nuestro amigo español Elias Escribano, que viaja por todo el mundo en su bici. ¡Gracias!

            Un abrazo, amigo Elías.

Textos: Ángel Martín-Fontecha Guijarro
CompartirShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page


Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp

Teléfono con Whatsapp *