Home / Sin categoría  / Perlé por el mundo. Etapas 137, 138, 139, 140, 141, 142 y 143

Perlé por el mundo. Etapas 137, 138, 139, 140, 141, 142 y 143

  ETAPA 137, 138, 139, 140, 141, 142 y 143. Perlé embarcado en la Ruta de la Seda. Sábado, 11 de Marzo de 2017 Domingo, 12 de Marzo de 2017 Lunes, 13 de Marzo de 2017 Martes, 14 de Marzo

 

ETAPA 137, 138, 139, 140, 141, 142 y 143.

Perlé embarcado en la Ruta de la Seda.

Sábado, 11 de Marzo de 2017
Domingo, 12 de Marzo de 2017
Lunes, 13 de Marzo de 2017
Martes, 14 de Marzo de 2017
Miércoles, 15 de Marzo de 2017
Jueves, 16 de Marzo de 2017
Viernes, 17 de Marzo de 2017
Sábado, 18 de Marzo de 2017

Tuviéronle encerrado sus amigos mucho tiempo;
pero, viendo que su desgracia pasaba adelante,
determinaron de condescender con lo que él les pedía,
que era le dejasen andar libre;
y así, le dejaron, y él salió por la ciudad,
causando admiración y lástima a todos los que le conocían.

(“El licenciado Vidriera”)

En mi último escrito sobre tu periplo aventurero te situaba en la Ruta de la Seda. Es ésta una de las rutas comerciales más importantes durante la Edad Media. Durante muchos años, comerciantes europeos y chinos intercambiaban por ella no sólo sedas, sino también pieles, té y especias orientales, a cambio de oro y plata, piedras preciosas y lana. La ruta recorría aproximadamente 4.000 kilómetros desde China al Este de Europa, cruzando por el Sur de Asia y el Próximo Oriente. Desde la ciudad china de Xian, pasaba por otras ciudades chinas como Lanzhou y Turphan, recorría algunas de las ciudades de Kazastan, al Norte de Afganistán, como Tashkent, Samarkanda y Bukhara, para llegar a Teheran, Tabriz y por el norte de Turquía hasta llegar a Europa, como antesala de su destino final, Constantinopla (la actual Estambul).

Ahora, emulando a tantos comerciantes medievales, tú, amigo Elías, te hayas dentro de esta ruta, no por el comercio, sino por la aventura y llevar la imagen del Perlé herenciano allende los confines del mundo.

Perlé por el mundo. Etapa 137.

Tras descansar en Merzifon y descansar en la casa del dueño de un restaurante del lugar, prosigues tu acercamiento hasta el Mar Negro.

Atraviesas la localidad de Suluova (antigua Arguma romana), topónimo que significa “llanura acuosa”, pues toda esta zona se encuentra limítrofe a una llanura regada por el río Tersakan.

La comarca que atraviesas fue poblada por la civilización Hitita en el segundo milenio antes de Cristo. Económicamente la importancia de estos enclaves radica en ser una zona productora de carbón de lignito, además de disponer de buenas tierras de cultivo y, en particular, los principales productores de cebolla de Turquía se encuentran en este lugar.

Prosigues por Ladik y terminas tu etapa de hoy en la pequeña Tatlıcak, donde acampas preparando la próxima etapa en la que alcanzarás la costa del Mar Negro.

Perlé por el mundo. Etapa 138.

El destino de hoy se encuentra en la ciudad Samsun a orillas del Mar Negro.

Pedaleando rumbo a esta urbe atraviesas las pequeñas localidades Kuşçulu o Kavacık, cuya dependencia económica de Sansum es total.

Samsun es una ciudad situada en la costa del mar Negro y se trata de un importante puerto marítimo herencia de la antigua colonia griega de Ámiso, fundada en el siglo VII a. C. Está situada entre dos deltas fluviales (formados por el río Kızılırmak -Río Rojo- y por el río Yesilırmak -Río Verde-“).

En época griega llegó a ser la más próspera de todas las colonias de la costa del mar Negro, resistiendo durante bastante tiempo al ataque del ejército romano de Lucio Licinio Lúculo en el siglo I a. C.

Formó parte del Imperio bizantino hasta 1204, y en el 1206 cayó bajo el dominio del Imperio de Trebisonda. En el 1277, fue ocupada por los turcomanos.

Samsun fue la ciudad donde Mustafa Kemal inició la Guerra de Independencia Turca, el 19 de mayo de 1919 (esta fecha es una de las festividades nacionales turcas).

Perlé por el mundo. Etapa 138.

Tras una nueva noche de acampada prosigues tu pedaleo por la costa del Mar Negro.

Parece ser que este mar interior tenga este nombre por el tono oscuro que los marineros observaban durante las fuertes tormentas, o bien, por los objetos procedentes de barcos y la materia vegetal que se cubrieron con lodo negro aparecido por la alta concentración de sulfuro de hidrógeno en las aguas. Está limitado por Bulgaria, Rumania, Turquía, Ucrania, Rusia y Georgia.

En el presente, las costas mar Negro se enfrentan a una acelerada expansión industrial que ha mermado la calidad de las aguas de algunas zonas. Además, es afectado por derrames de petróleo, sobrepesca, especies invasoras como la carpa común, tráfico de embarcaciones y escorrentía que proviene de las industrias. La vida marina no es muy diversa y corre el riesgo de reducirse a unas cuantas decenas de especies si el agua continúa siendo contaminada y el desarrollo costero afectando los hábitats.

Hay algunos intentos por proteger al mar Negro por parte de organizaciones internacionales y gobiernos de los países circundantes que son apoyados por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Desde tu llegada a la costa del Mar Negro el tiempo se empeora considerablemente con lluvias constantes durante todo tu recorrido.

Llegas a la ciudad de Tekkeköy, donde recientes estudios arqueológicos han datado los primeros asentamientos humanos en el Paleolítico. Todo este enclave fue dominado por tropas hititas y frigias, y posteriormente fueron incluidas en el Imperio del Pontus a mediados del siglo III a. C. y más tarde fueron capturadas por los imperios romano, bizantino y de Seljuk, respectivamente.

Como curiosidad, el único molino de viento de la región del Mar Negro se encuentra en el barrio de Çırakman en Tekkeköy. Fue construido a finales de 1800 por los griegos y fue restaurado de forma que hoy es totalmente funcional y puede moler trigo. Se ha convertido en un destino turístico que atrae a muchos turistas locales y extranjeros.

Nuestro Perlé herenciano, cual caballero andante, descubre a miles de kilómetros de su patria chica elementos similares a los que dominan las sierras locales y que tuvieron un papel tan singular en las aventuras de Don Quijote.

Prosigues por la preciosa ciudad de Çarsamba donde destacan sus molinos de agua y, sobre todo, la Mezquita de Gögcel que es uno de los ejemplos de la arquitectura de madera de Anatolia, construida en el siglo XIII sin ningún solo clavo.

Te adentras en el valle del río Terme, una zona agrícola donde se cultiva arroz y frutos secos (sobre todo avellanas) y con una importante riqueza forestal de álamos. Atraviesas los pequeños pueblos de Uzungazi y Hüseyinmescit, para llegar a tu zona de acampada de hoy en la localidad de Terme (con el mismo nombre del río que la baña y que ya fuera descrito por Plinio el Viejo).

Perlé por el mundo. Etapa 139.

Sigues avanzando en dirección este siguiendo la costa del Mar Negro.

Llegas a Ünye con un pequeño puerto marítimo que ha sido habitado por los hititas (siglo XV a.C) y posteriormente por los Kashkas, los milesios, los persas, el Pontus y los imperios romano, hasta finalmente formar parte del Imperio Bizantino.

Continúas por Fatsa, Tepeköy y Neneli hasta llegar a la gran ciudad de Ordu.

Ordu significa “ejército” en turco, nombre que recibe debido a que, en el siglo XV, la ciudad era el cuartel general del ejército del Imperio otomano. La ciudad de Ordu se fundó con el nombre de Cotiora y fue colonia griega.

Hasta 1800, Ordu fue un pequeño puerto cuya población era principalmente griega. Los griegos abandonaron la ciudad en 1924 debido al intercambio de población entre Turquía y Grecia.

Perlé por el mundo. Etapa 140 y 141.

Dos etapas maratonianas en dirección a la frontera turca.

Sales de Ordu y sigues por la costa marítima atravesando pequeños pueblos como Gülyalı o ciudades importantes como Giresun.

Giresun está situada entre los ríos Batlama y Aksu, en un cabo pequeño, siendo los extremos de la ciudad son playas naturales. A esta ciudad pertenece la única isla del mar Negro a una milla de distancia, la isla Aretias.

La ciudad está situada en el lugar donde se hallaba en la Antigüedad la ciudad de Farnacia, fundada por Farnaces I del Ponto. Importante productora de cerezas y avellanas de ahí que el lema de la ciudad que se puede leer en su escudo es: “La patria de la cereza, la capital de la avellana”.

Tras casi un centenar de kilómetros bajo un clima hostil con momentos de lluvia, acampas en Espiye situado en una pequeña llanura entre los ríos Yağlıdere y Gelevara.

Te encuentras en un entorno muy atractivo en todos los tonos de verde rodeado de una zona montañosa cubierta principalmente con densos bosques de pinos, abetos, castaños, robles, abedules, rododendros, hayas, y alisos, mientras que la zona costera está densamente plantadas con avellanos.

Tras un merecido descanso continúas pasando por pequeños enclaves como Eskiköy, Akçakale y Akçaabat hasta llegar a tu destino en Trabzon

Trabzon (o Tebisonda) fue una importante parada de la histórica Ruta de la Seda, por lo que se convirtió en un crisol de religiones, lenguas y cultura durante siglos y una puerta de acceso comercial a Persia (Irán) en el sureste y el Cáucaso al noreste. Actualmente posee casi 800.000 habitantes y fue el centro del Imperio de Trebisonda.

El Imperio de Trebisonda fue un Estado cristiano medieval, surgido de la descomposición del Imperio bizantino y fundado en 1204, poco antes de la toma de Constantinopla por los cruzados. Se mantuvo como Estado independiente hasta 1461, en que fue conquistado por los turcos otomanos.

Los monarcas de Trebisonda llevaron el título de Gran Comneno y de emperadores hasta el fin de sus días.

Al final de la jornada una agradable sorpresa, pues un lugareño te cede su casa para poder descansar y asearte. Genial fin para unos duros días de incesante pedaleo bajo unas condiciones nada favorables.

Perlé por el mundo. Etapa 142.

A sólo un par de días de abandonar Turquía más de ochenta kilómetros para llegar a tu destino de hoy.

Pasas por la pequeña localidad de Kendirli hasta llegar a Rize.

Esta ciudad está situada sobre unas colinas que bajan hasta el mar, con su centro comercial en una estrecha franja llana de la bahía.

Rize destaca por ser un centro de procesamiento y transporte del té cultivado en el área circundante. El cultivo del té fue introducido en la región en los años 40 y 50 del siglo XX, cambiando el destino de la región, que hasta entonces era un foco de emigración. La ciudad tiene un instituto de investigación del té, fundado en 1958 y los jardines de té son los principales signos destacables en las vistas panorámicas de la ciudad. Las plantas de té se encuentran igualmente por diferentes lugares de la ciudad. Como actividad secundaria destaca la pesca.

Una noche más encuentras el favor del dueño de un bar del lugar que, asombrado por tu peripecia aventurera, te ofrece tu casa para que descanses esta noche. Tu gratitud es inmensa.

Perlé por el mundo. Etapa 142.


Hoy despides Turquía. Unas semanas para atravesar la Península de Anatolia mientras el ambiente político del lugar da sensaciones de desapego con la Unión Europea. En fin, espero que estos desmanes gubernamentales de los unos con los otros no afecten nunca a tu aventura.

Te despides de tu huésped en Rize y te despides del territorio turco en Hopa (en la provincia de Artvin).

Con una historia similar a la de los enclaves recorridos en etapas anteriores, su episodio histórico particular fue que esta ciudad fue capturada por Rusia después de la Guerra Ruso-Turca (1877-1878) y mucha gente de Hopa se movió hacia el oeste alejándose de la zona controlada por Rusia. Hopa fue devuelto como parte del Acuerdo de Brest Litovsk en 1918 y se unió formalmente a Turquía el 14 de marzo de 1921.

Un episodio dramático se hace presente en este lugar. Actualmente hay una alta tasa de cáncer en Hopa, atribuido al desastre nuclear de Chernobyl. Entre 2001 y 2004, los casos de cáncer aumentaron marcadamente en la región del Mar Negro, especialmente en Hopa, con el 47,9% de todas las muertes durante este tiempo debidas al cáncer.

Y a tan solo 18 kilómetros de Hopa llegas a una nueva frontera. En esta ocasión es Georgia el país que se abre ante ti.

Georgia es un país soberano localizado en la costa del mar Negro, en el límite entre Europa y Asia; la Unión Europea incorporó a Georgia como estado asociado, si bien el territorio es clasificado geográficamente como asiático. Su capital es Tbilisi.

La historia de Georgia se remonta a los antiguos reinos de Cólquida e Iberia. Georgia llegó a la cima de su fuerza política y económica durante el reinado de David IV y la reina Tamar, en los siglos XI y XII. A principios del siglo XIX, Georgia fue anexada por el Imperio ruso. Después de un breve período de independencia tras la revolución rusa de 1917, Georgia fue anexionada por la Rusia soviética en 1921. Desde 1922 hasta 1991 la República Socialista Soviética de Georgia fue una de las quince repúblicas federales de la Unión Soviética. El 9 de abril de 1991, poco después del colapso de la URSS, Georgia declaró su independencia. Al igual que muchos países postcomunistas, Georgia sufrió los disturbios civiles y la crisis económica de la mayor parte de la década de 1990, pero a través de Revolución de las Rosas de 2003 el nuevo gobierno introdujo reformas democráticas y económicas.

La población total del país no llega a los 4 millones de habitantes.

Pasados los trámites burocráticos en la frontera llegas a la ciudad georgiana de Batumi.

Batumi es la tercera ciudad más importante de Georgia, sirve como un importante puerto, centro comercial, estación ferroviaria, balneario y base militar.

Batumi se encuentra en el lugar de la antigua colonia griega de la Cólquida y, como Georgia, ha estado situada históricamente en los márgenes de grandes imperios (persas, romanos, bizantinos, árabes, mongoles, turcos y rusos), y cercanamente vinculada al reino armenio.

Curiosamente esta ciudad de Georgia está hermanada con las ciudades españolas de San Sebastián y Barcelona.

Pasada la frontera turco-georgiana el tiempo cambia y el sol ausente en los últimos días hace su presencia dándote la bienvenida a este nuevo país.

Caballero Elías, nuevo país en la mochila, casi 10.000 kilómetros a tus espaldas… esto sigue y tu ánimo sigue inquebrantable.

Y qué decir de tus ánimos cuando en territorio turco ves ese dibujo alegórico del manchego “Caballero de la Triste Figura”. El espíritu manchego llegado a todos los rincones de la Tierra gracias a tan insignes personajes creados por Miguel de Cervantes; y tú, amigo Elías, aúnas ese espíritu manchego con el otro personaje tan típica de tu pueblo natal y sus carnavales.

Elías, Perlé herenciano por el mundo, ¡Ánimo y adelante!

Textos: Ángel Martín-Fontecha Guijarro
CompartirShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page


Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp

Teléfono con Whatsapp *