Home / Sin categoría  / Perlé por el mundo. Etapa 54

Perlé por el mundo. Etapa 54

ETAPA 54 Perlé camino a Polonia.   Viernes, 7 de Octubre de 2016.   ‘Yo no puedo creer sino que todos los deste linaje de los Panzas nacieron cada uno con un costal de refranes en el cuerpo: ninguno dellos he visto

ETAPA 54
Perlé camino a Polonia.

 

Viernes, 7 de Octubre de 2016.

 

‘Yo no puedo creer sino que todos los deste linaje de los Panzas
nacieron cada uno con un costal de refranes en el cuerpo:
ninguno dellos he visto que no los derrame a todas horas
y en todas las pláticas que tienen”.

(Cap.L, 2ª parte de “El Quijote”)

 

Al final los malos augurios que teníamos sobre el largo fin de semana que se abría en Berlín el pasado viernes (contando con la fiesta nacional del lunes) se hicieron realidad y has tenido que estar todos estos días en el dique seco. Luego somos los españoles los de los puentes, pues en Alemania también los hay; y lo del dique seco es un decir, porque el sábado estuvo completamente pasado por agua en la capital germana.

etapa-54

Pues eso, el sábado, domingo y lunes todo cerrado y hasta el martes no has podido iniciar tus gestiones para la cura de las dolencias de Penélope. Bueno, son imprevistos ante los cuales no se puede hacer nada.

Aprovechando la parada el sábado por la tarde acudes a visitar el Museo de Pérgamo, donde disfrutas de unas obras de arte impresionantes, que son legado de la actividad histórica humana repartidas en varias zonas: Mesopotamia y el Próximo Oriente, Grecia y el periodo helenístico, Roma y el Islam.

La originalidad de este museo (1930) reside principalmente en su propio concepto: el edificio no fue construido para albergar obras de arte, sino que primero se trajeron las obras de arte, y después, a su alrededor, se construyó el edificio. De esta manera, las propias maravillas, la mayor parte de ellas arquitectónicas, constituyen las paredes y las columnas de este museo.

Verdadero deleite contemplar, entre otras antigüedades, el Altar de Zeus de la ciudad de Pérgamo, la puerta del mercado romano de Mileto, la Fachada de Mushatta, el famoso Espinario, la Puerta de Istar de Babilonia, un modelo de la torre de Babel, una copia del código de Hammurabi…

Y dentro de la zona islámica un escalofrío pasa por los visitantes del lugar cuando se contempla “el salón de Aleppo”, una estancia de madera pintada y muros decorados con cerámicas. Esta ciudad siria, Aleppo, hasta la actualidad mostraba parte del esplendor del arte musulmán en el próximo oriente y en estas fechas se ha convertido en foco de información diaria por el terror de una interminable guerra que está provocando una dramática crisis humanitaria de la que somos testigos impasibles todos los días frente a las noticias de los telediarios.

Tras la visita al museo, anécdota curiosa. 3000 kilómetros de andadura por todo tipo de rutas y caminos con ningún pinchazo y estando en la urbanita Berlín pinchazo al canto. Como dice el refrán “donde menos se piensa, salta la liebre”.

Muchos herencianos siguen tu aventura, amigo Elías, y no sólo desde Herencia. Por múltiples razones, son muchos los jóvenes diseminados por toda la geografía europea y, cómo no, en Berlín hay varios de estos paisanos que conocedores de tu paso por la capital alemana no han querido dejar la ocasión de contactar contigo. Me alegro de poder haber participado en facilitar ese encuentro y me encanta esa foto tuya con la herenciana Alicia “Carpuela” bajo la puerta de Brandeburgo.

Por supuesto además de lo emotivo del encuentro no dejas de sumirte en las sensaciones que te produce ver la experiencia de esos jóvenes compatriotas a los cuales las circunstancias les han obligado a buscar su sitio de desarrollo personal fuera de nuestro país.

img-20161004-wa0017

Luego unos días dedicados a la puesta a punto de Penélope. Además un mal tiempo se cierne sobre la capital alemana por lo que entre unas cosas y otras hasta el viernes no retornas a tu actividad aventurera. Estos días sedentarios te obligarán a un sobreesfuerzo durante la próxima semana para cumplir el objetivo que tienes en mente. El próximo 15 de Octubre tienes marcado un destino concreto y no puedes fallar. Unos centenares de kilómetros en pocos días, como si invirtiéramos el refrán “vísperas de nada, días de mucho”, convirtiendo en una contrarreloj las próximas etapas..

Por lo menos esta parada técnica te ha permitido disfrutar de la Isla de los Museos berlineses que recogen la Historia del Hombre, que fueron añadidos a la lista de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad  en 1999. También has descubierto esos restos que quedan de aquel muro que dividió una ciudad y un continente durante décadas y cuya caída abrió esperanzas de paz y unión para la vieja Europa.

muro-de-berlin

Y así con tu montura totalmente dispuesta para nuevas jornadas de duro rodaje partes de Berlín con rumbo a Polonia.

Atraviesas Erkner, localidad dormitorio de la capital alemana, fundada en 1759 y, como toda la comarca, ejemplo de la división religiosa con tres iglesias,  una católica, otra protestante y una nueva apostólica.

Prosigues por la ciudad de Fürstenwalde (fundada en el siglo XIII) donde divisas la Catedral de la Virgen María construida en el siglo XIV.

Continúas, Perlé Elías, por el interior de un valle glacial en el que se encuentra el pequeño pueblo de Briesen rodeado de pequeños lagos y ciénagas.

Los distritos administrativos (como las provincias españolas) se suceden rápidamente en tu transcurrir rodante. Así partiste de Berlín, has pasado por el distrito de Oder-Spree y prosigues posteriormente por el de Aichach-Friedberg (con sus pequeños pueblos de Petesdorf y Jacosbsdorf y tu destino de hoy Frankfurt an der Oder); todo ello en la región de Baviera.

Y tras casi un centenar de kilómetros llegas a Frankfurt an der Oder (con casi 60000 habitantes). Es una ciudad fronteriza con Polonia sacudida trágicamente por hechos bélicos al término de la II Guerra Mundial. Así, en febrero de 1944 la Royal Air Force británica  realizó un ataque planificado sobre la ciudad que provocó 58 víctimas mortales con la destrucción de una fábrica y varias casas. Al año siguiente, el último de la guerra, en abril de 1945 el Ejército Rojo llega a la ciudad en el marco de la Batalla de Berlín. Al final de esta guerra, el centro de la ciudad estaba destruido en más de un 90%.

Al término de esta primera etapa de una sucesión de jornadas largas y duras eres acogido, a tan sólo 10 minutos de la frontera polaca, por la familia de Pawel. Es un hogar de polacos aunque, por unos kilómetros, en territorio germano. En la decoración de su domicilio destacan bastantes imágenes del Papa polaco Juan Pablo II.

En el descanso nocturno, planificando futuras etapas recibes la noticia de las primeras nieves en el sur de Polonia, por donde circularás en días futuros. El invierno en el centro de Europa empieza a dar sus primeras muestras y augura futuras jornadas donde las adversidades climáticas serán adversas.

img-20161008-wa0008

Bueno, amigo Elías, descansa que el objetivo marcado para el próximo 15 de Octubre ha de hacerse realidad aunque eso conlleve un sobreesfuerzo.

¡Ah, y mañana estrenamos país!

Textos: Ángel Martín-Fontecha Guijarro
CompartirShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page


Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp

Teléfono con Whatsapp *