Home / Sin categoría  / Perlé por el mundo. Etapa 53

Perlé por el mundo. Etapa 53

ETAPA 53 Perlé en Berlín.  Viernes, 30 de Septiembre de 2016.   ‘Hay un refrán…  que dice:  «Iglesia, o mar, o casa real», como si más claramente dijera:  «Quien quisiere valer y ser rico, siga, o la Iglesia, o navegue,  ejercitando el

ETAPA 53
Perlé en Berlín. 

Viernes, 30 de Septiembre de 2016.

 

‘Hay un refrán…  que dice:
 «Iglesia, o mar, o casa real», como si más claramente dijera:
 «Quien quisiere valer y ser rico, siga, o la Iglesia, o navegue,
 ejercitando el arte de la mercancía, o entre a servir a los reyes en sus casas»;
porque dicen: «Más vale migaja de rey que merced de señor».”

(Cap.XL, 1ª parte de “El Quijote”)

Para terminar el mes de Septiembre tu objetivo es llegar a la capital alemana, Berlín.

etapa-53

Partes de Wahlsdorf  despidiéndote del matrimonio que con todo el cariño del mundo te han agasajado desde tu llegada a su domicilio el día anterior y pasas bordeando una serie de localidades en las que no quieres detenerte por hacer el largo kilometraje que te separa hasta tu meta de hoy.

img-20160930-wa0017

Atraviesas Stülpe con sólo unos centenares de habitantes y divisas la iglesia del pueblo (que data de 1562) y el castillo (de 1754).

Prosigues por Kummersdorf-Gut (con 400 habitantes) y que ha pasado a la historia por ser uno de los lugares que sirvió como polígono de pruebas de tiro para el ejército alemán desde 1932 y hasta el término de la II Guerra Mundial. Incluso hay referencias de que en 1938 se iniciaron en este lugar todo tipo de investigaciones nucleares.

Continúas por Sperenberg y Saalow. En esta pequeña localidad un nuevo molino de viento se cruza en tu camino; como ocurriera hace dos etapas un pariente lejano de tus molinos manchegos se muestra con todo su esplendor en el devenir de tu aventura.

Avanzas por Groß Schulzendorf y Mahlow como antesala del gran núcleo poblacional objetivo de tu jornada de hoy y así, sin apenas descanso, llegas a la gran capital alemana.

Berlín te recibe al caer la tarde y se presenta ante ti mostrándote los encantos de una ciudad histórica y espejo de todo lo sucedido en la vieja Europa en el pasado siglo XX. Por ella fluyen los ríos Spree, Havel, Anke, Dahme y Wuhle y es la ciudad más poblada del país y de Europa Central.

Dos pueblos fundados alrededor del año 1200, Berlín y Cölln, se unieron en 1307 formando una sola ciudad que conservó el nombre de Berlín y fue sucesivamente capital del Reino de Prusia (1701-1918), de la República de Weimar (1919-1933) y del Tercer Reich (1933-1945). Después de la Segunda Guerra Mundial, en 1961, la República Democrática Alemana construyó el denominado muro de Berlín para separar las dos partes de la ciudad, y de hecho para aislar Berlín Oeste de la RDA, con el fin de acabar con la emigración de alemanes del este hacia el oeste. El muro, que contaba con un total de 144 km, fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la partición de Alemania. Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos cuando se dirigían al sector occidental. El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. El muro de Berlín cayó el 9 de noviembre de 1989, al aceptar el gobierno de la RDA la libre circulación de los ciudadanos entre las dos partes de la ciudad. Casi un año después desapareció la RDA, anexionada de hecho a la República Federal Alemana, que en 1990 trasladó su capital de Bonn a Berlín.

Berlín es, actualmente,  una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea y en 2006 fue elegida Ciudad Creativa por la Unesco y en 2009 la ciudad recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Berlín es también una de las capitales culturales de Europa por su concentración de museos, bibliotecas, galerías y eventos de todo tipo (como los festivales internacionales de cine y literatura).

Todavía se observan en la ciudad restos de ese pasado de hace unas décadas como algún tramo del Muro de Berlín, el Reischstag (hoy parlamento federal llamado Bundestag), la Puerta de Brandeburgo, la Siegessaule (o Columna de la victoria),

img-20160930-wa0019

Esta ciudad está hermanada con numerosas ciudades del resto del mundo, entre ellas, desde 1988 con la capital de España, Madrid.

Al llegar a la ciudad berlinesa te acoge Rafa, un amigo natural de Puebla (México) que vive en Alemania y que sigue expectante tu aventura alrededor del mundo.

En la revisión que hiciste a Penélope en Dresde se descubrieron algunas dolencias en tu montura que hay que arreglar con urgencia para evitar males mayores. Por eso en el día de mañana vas a comprar una serie de componentes, cambiar los frenos y la cadena y, sobre todo, sustituir las cubiertas. Tras más de 3000 kilómetros el desgaste de las ruedas es notorio y vas a proceder a adquirir unas cubiertas de mejor calidad para intentar que soporten un kilometraje mayor.

Se trata de una gran inversión en material de alta calidad que las circunstancias lo requieren.

Sin embargo los planes pueden variar. Casualmente el próximo lunes 3 de Octubre es fiesta nacional en toda Alemania pues se celebra, ni más ni menos, el Día de la Unidad Alemana (en alemán Tag der Deutschen Einheit)  conmemorando el aniversario de la entrada en vigor de la Reunificación alemana en 1990, según lo establecido en el Einigungsvertrag, contrato firmado por los gobiernos de la República Federal de Alemania y la República Democrática Alemana.

Berlín está de fiesta y ya veremos cómo eso afecta a tus objetivos.

Como despedida hoy invito a todos los seguidores de tu aventura a que visiten tu página en Facebook, Perlé por el Mundo, y disfruten de las 61 fotografías que has colgado de momentos de tu aventura. Algunas ya las he presentado en mis crónicas pero verlas con tu particular comentario no deja de ser algo precioso y exquisito.

Bueno caballero Elías, que tus gestiones en Berlín se realicen de la manera más provechosa posible y, si puedes, deléitate con las celebraciones festivas de la reunificación alemana, recuerdo memorable para entender la realidad histórica (y a veces tan trágica)  de nuestra Europa.

Un fuerte abrazo.

Textos: Ángel Martín-Fontecha Guijarro
CompartirShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page


Recibe nuestras alarmas, noticias y actualizaciones en Whatsapp

Teléfono con Whatsapp *