Home / Para el ciudadano  / OMIC / ¿Qué es el arbitraje de consumo?

Es un sistema para resolver fácilmente los desacuerdos entre el consumidor y el empresario con:

  • Rapidez: en un plazo máximo de 4 meses.
  • Eficacia: sin necesidad de formalidades especiales ni recurrir al juzgado.
  • Economía: es gratuito.
  • Voluntariedad: las partes en conflicto se someten libremente al sistema para acatar las resoluciones.
  • Ejecutividad: los laudos, que son las resoluciones arbitrales, son de obligado cumplimiento.

 

En la Junta Arbitral de Consumo están representados los consumidores, los empresarios y la Administración, por tres árbitros respectivos nombrados para resolver la reclamación.

Dónde solicitar el Arbitraje

A través de la OMIC., que hará los trámites necesarios de forma totalmente gratuita.

Qué se puede reclamar:

  • Problemas ocasionados por el uso y consumo de bienes o la utilización de servicios.
  • Quedan excluidas las cuestiones que hayan sido juzgadas, las que hayan ocasionado daños para la salud muerte y las que puedan constituir delitos. Tampoco se admiten los problemas entre particulares.

 

Enlaces de interés:

 

Volver